Las actividades que involucren estar cerca del agua, o en una superficie húmeda, suelen ser todo un reto para los usuarios de prótesis ortopédicas.

Esta dificultad se debe principalmente a que los superficies mojadas suelen requerir una mayor atención para mantener el equilibrio.  

Por otra parte la mayoría de los componentes protésicos NO están elaborados pensando en este tipo de escenarios. Por ejemplo, los pies protésicos no suelen ser anti-resbalantes y los mecanismos de las rodillas protésicas suelen dañarse si son expuestas a grandes cantidades de agua.

Dadas estas dificultades la mayoría de los usuarios de prótesis ortopédicas se ven obligados a realizar todas las actividades que involucren mojarse sin la ayuda de su prótesis y apoyándose en muletas u otro tipo de ayudas técnicas.

¿Pero no existen prótesis que se puedan mojar?

La respuesta es que SI existen. De hecho, existe una amplia variedad de opciones.

La primera alternativa es utilizar una prótesis complementaria. Una prótesis complementaria es la que utiliza un paciente en ciertas circunstancias, en este caso, actividades que impliquen contacto con el agua, en lugar de utilizar la prótesis que utiliza a diario.


Prótesis Aqualine®

La línea Aqualine® es un excelente ejemplo de prótesis complementaria, que permiten desempeñar actividades que impliquen ir a la piscina o la playa. Algunas de las ventajas de sus componentes incluyen plantas anti-resbalantes para el pie protésico.

Sin embargo, la desventaja de esta opción es que implica invertir en dos prótesis ortopédicas.


Por otro lado, otra alternativa sería elaborar una sola prótesis con componentes resistentes a la corrosión, que pueda que utilizada en actividades tanto en tierra como en agua. Una prótesis de este tipo debe utilizar componentes de titanio, los cuales resisten tanto al agua dulce como la salada.

En el caso de los pies protésicos, una de las opciones es el pie Tritón HD, de la familia Tritón, diseñado con un adaptador de titanio. Otra alternativa, son los pies de fibra de vidrio de la familia RUSHFOOT.


En el caso de las rodillas, para prótesis para un amputado transfemorales, una de las alternativas sería utilizar una rodilla hidráulica 3R80, que en su nueva versión puede sumergirse en el agua y dispone de un bloqueo manual para no flexionar la rodilla ofreciendo mayor seguridad al desplazarse. Otra alternativa que si permitiría flexionar la rodilla dentro del agua sería la rodilla con microprocesadores – Genium X3.

Rodilla 3R80

Hay que considerar que estos componentes resistentes al agua, suelen ser más costosos que los elaborados solo para ser utilizados en tierra, por lo que si usted desea utilizar una prótesis que le permita caminar en el agua, deberían realizarse estas preguntas ¿Qué tipo de actividades realizaré en el agua? ¿Con qué frecuencia la voy a usar? ¿Realmente necesito utilizar una prótesis para disfrutar mis actividades en el agua?


524 View

Leave a Comment